sábado, 2 de febrero de 2013

Valerosa la tristeza cuando reconoce que no tiene remedio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario