sábado, 2 de febrero de 2013

Lento y prodigioso, fue un movimiento inesperado, nunca antes registrado: la nube circulaba rauda, según su costumbre, buscando o alejándose de otras nubes, con el fondo habitual de un azul indudable. De repente, la nube dio media vuelta y se fue por donde vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario