sábado, 31 de agosto de 2013

Tiempo


Dos que eran amigos se encuentran tras años sin verse, una tarde, por las calles del barrio. No llegan a decirse nada. Ambos observan, con atención reconcentrada, como al otro lado de la vereda un árbol pierde, con aparente inocencia, sus hojas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario