sábado, 17 de agosto de 2013

¿Dios es silencio?

Dios es silencio. Pero quizás no quiere serlo. Por definición no puede serlo. Las preguntas, por otro lado, son lícitas y el Todo tiende a ser explicado. El ser se retuerce por las dudas, se quiebra, se deshace en ceniza, pero todo esto no es sino movimiento hacia la verdad, movimiento que quizás no se detenga nunca. También hay que respetar la saciedad del que no pregunta, del que espera que la respuesta le será dada en su momento, sin él exigirla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario